Tag: Roche

Científicos Aseguran Que Uruguay Compra Fármacos No Habilitados

Preocupa la falta de regulación en los medicamentos biológicos

Medicamentos

Cumbre. Científicos aseguran que Uruguay compra fármacos no habilitados

RÍO DE JANEIRO | LETICIA COSTA

Científicos del Centro Latinoamericano de Investigación en Medicamentos Biológicos identificaron qué países tienen regulaciones claras y cumplen con requisitos de calidad para estos fármacos. Uruguay es uno de los pocos que está en rojo.

Si usted piensa en medicamentos seguramente evoque la imagen de una

pastilla, una píldora que compra en la farmacia y que ingiere para aliviar su dolor o su enfermedad. Sin embargo, en los últimos años surgió otro tipo de fármacos, los biológicos, que no están en el circuito de venta tradicional.

Y no lo están por dos razones: porque son distintos en su elaboración y porque su costo puede rondar los mil dólares por dosis. Estos fármacos son adquiridos por las autoridades de salud y facilitados como servicio social por estructuras (continue reading…)


Remedios Baratos Para Abastecer El Continente

Los precios de los medicamentos uruguayos son de los más bajos de la región, las ventas al exterior crecen fuerte y los laboratorios se preparan para multiplicarlas

Por Gastón Pérgola / El País Digital

Desde una aspirina para un dolor de cabeza hasta sofisticados productos para combatir el cáncer. Con esta amplia cartera, que supera los 1.000 ítems, se mueve la industria del medicamento en Uruguay, integrada por laboratorios nacionales, regionales y multinacionales, que facturaron US$ 325 millones en 2009.

Básicamente los laboratorios extranjeros abastecen al mercado local con la importación de productos exclusivos (con gran valor), al tiempo que la industria nacional apunta (por infraestructura y costos) a la producción de medicamentos similares (o “copias” de originales a través de un principio activo), que no exigen un proceso de investigación exhaustivo, pero contribuyen a economizar el precio de venta al público.

Esto se traduce fielmente en la relación entre cantidad de ventas de los laboratorios locales y su facturación. Por ejemplo, un 91% de los medicamentos que se consumen en el país son abastecidos por firmas locales, pero su comercialización alcanza 60% de la facturación, unos US$ 195 millones.

En contrapartida, con solo 9% del volumen de ventas de medicamentos los laboratorios extranjeros se llevan US$ 130 millones, un 40% del total facturado. De todos los medicamentos comercializados un 15% son importados por los laboratorios internacionales, importadores coyunturales y un mínimo porcentaje de empresas nacionales (básicamente con productos de alta tecnología o representaciones).

Nuevos Horizontes

Con la producción de similares la industria uruguaya ha logrado precios económicos no sólo para lo que es el mercado local, sino que se sitúa en la región con precios competitivos. Según un análisis comparativo en América Latina (que refiere a precios en los canales privados) realizado por la consultora internacional IMS, el precio promedio del medicamento en Uruguay es de los más bajos de la región, alcanzando US$ 4. Venezuela ostenta el guarismo más alto con US$ 12, seguido de República Dominicana (US$ 10), México, (US$ 9,2) Brasil (US$ 8,7), Perú (US$ 7,25) y Argentina (US$ 7,22).

La competitividad de los precios locales resultan atractivos en otros países de América Latina, lo que se ve como una buena oportunidad para incrementar el negocio de las exportaciones, que viene creciendo sostenidamente. Las ventas al exterior mostraron un crecimiento de 379% en los últimos seis años, al pasar de los US$ 14 millones en 2003 a US$ 67 millones en 2009. Más del 75% de los valores exportados en 2009 correspondieron a las empresas Roemmers, Fármaco Uruguayo, Urufarma y Libra, y en menor cantidad a Celsius y Athena. Además de a América Latina se exportó a destinos exóticos, principalmente de África.

Con vistas a acrecentar el negocio en cuestión, algunos laboratorios se disponen a invertir fuerte en sus plantas (ver recuadro). “Indudablemente la oportunidad de crecimiento está en el exterior; el mercado uruguayo está muy atomizado y absolutamente saturado de empresas competidoras. Exportar no es sencillo, pero allí está el reto ahora para empresarios locales del sector”, graficó el gerente general de la Asociación de Laboratorios Nacionales, Álvaro Martínez.

Investigación, desarrollo

Mientras en los países desarrollados el sector farmacéutico destina 20% de sus ingresos a la investigación y desarrollo de nuevos productos (Estados Unidos está a la cabeza con casi US$ 30.000 millones al año) en Uruguay la cifra no supera el millón de dólares anual, en un sector por demás atomizado en el que compiten cerca de 90 empresas con estrategias muy diversas.

Del total de firmas existen 35 laboratorios nacionales/regionales (la mayoría con planta de producción local), cerca de 15 multinacionales (básicamente con importación de productos exclusivos) y el resto lo completan las llamadas empresas “escritorio” o “golondrina”, cuyo negocio básicamente consiste en presentarse a licitaciones y realizar importaciones puntuales, que tienen como principal comprador al Estado (ver página 4).

El cliente clave de los laboratorios son las farmacias y droguerías, seguido de las mutualistas y las instituciones del Estado, como Salud Pública, Sanidad de las Fuerzas Armadas y Sanidad Policial.

Los nichos más competitivos a nivel local en el sistema mutual y la red de farmacias (sin incluir las ventas al gobierno por licitación) se reparte entre los medicamentos de venta libre, entre los que se destacan los analgésicos, antigripales y vitamínicos. Entre todos ellos se llevan un 15% de la facturación. Le siguen con un 14% de las ventas los medicamentos vinculados al sistema nervioso central, como tranquilizantes, antidepresivos y medicación para distintos tipos de afecciones mentales.

Roemmers lidera con 9% del mercado en valor seguido por Gramón Bagó, Roche, Bayer, Celsius, Spefar, Urufarma, Fármaco Uruguayo, Abbott y Libra.

US$ 300: en ampliaciones

La industria farmacéutica local realizará importantes inversiones en los próximos dos años, período durante el cual se prevé alcanzar los US$ 300 millones entre ampliaciones o construcción de nuevas plantas industriales y herramientas tecnológicas. Más de cinco empresas entre nacionales y regionales invertirán en construcción de plantas locales.

El laboratorio Roemmers, por ejemplo, invertirá unos US$ 50 millones. Además, Urufarma está construyendo una planta para la elaboración de anticonceptivos que puedan ser vendidos en el exterior, y estima una inversión de US$ 30 millones. Además, Spefar, Celsius y Fármaco Uruguayo están también en proceso para invertir en ampliaciones.

A varias puntas

– “Los laboratorios nacionales o regionales son más bien de tipo comercial, en ningún momento apuestan a la innovación y al desarrollo. Tienen una estrategia meramente comercial”, enfatizó Daniel Garat, director ejecutivo de CEFA, cámara que nuclea a los laboratorios internacionales.

– US$ 1.000: puede costar la investigación para la producción de un medicamento. El proceso demora entre ocho y diez años y la patente dura unos veinte años desde que se solicita.

– “En forma despectiva se nos titula de productos copia, lo que es una falsedad total. Nosotros somos industria farmacéutica y con nuestro propio know how fabricamos los productos, no le copiamos nada a nadie”, afirmó el gerente general de la Asociación de Laboratorios Nacionales.

Para más información puede CONSULTARNOS AQUÍ
o llamarnos al 099 689 649 (+598 99 689 649)


Críticas a la OMS a un año del descubrimiento del virus H1N1

Polémica. Alerta generó costos millonarios; la gripe causó 16.900 muertos.

 GINEBRA / MÉXICO | AFP

Un año después del descubrimiento del virus H1N1, que mató a 16.900 personas, las críticas abruman a las autoridades que no saben responder si fue acertada la decisión de declarar pandemia a esa gripe, alerta que derivó en costos millonarios.

En abril de 2009, el descubrimiento en México y EE.UU. de un virus hasta entonces desconocido, el H1N1, despertó el espectro de una pandemia mortífera y desató una cadena de acciones sin precedentes de parte de las autoridades, cuyo criticado costo se eleva a miles de millones de dólares.

Un año después sigue circulando sin respuesta la pregunta sobre si la decisión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de declarar la primera pandemia del siglo XXI fue un exceso de dramatización o incluso si estuvo supeditada a intereses comerciales.

“Es una decisión que costó enormes cantidades de dinero, que alarmó a la población de todo el mundo de manera innecesaria”, dice Paul Flynn, parlamentario británico que dirige una investigación del Consejo de Europa sobre el tema.

Flynn subraya que se destinaron enormes cantidades de dinero para adquirir antivirales y vacunas que finalmente no se usaron por el escepticismo de la población a vacunarse.

En Francia, por ejemplo, la compra de 94 millones de dosis de vacunas tuvo un costo de unos US$ 800 millones pero menos del 10% de la población se vacunó. EE.UU. destinó US$ 1.880 millones a la compra de vacunas, Alemania unos US$ 380 millones y España unos 125 millones.

“Es un despilfarro”, se indigna la senadora francesa Marie-Christine Blandin, que participó en la redacción de una investigación parlamentaria francesa sobre cómo se trató el problema de la gripe.

Al ver el poco éxito de sus campañas los gobiernos se precipitaron para cancelar las vacunas encargadas, al tiempo que las críticas surgían sobre los verdaderos ganadores de este episodio pandémico: las compañías farmacéuticas.

Los dos gigantes suizos del sector, Novartis y Roche, dieron cuenta de resultados excepcionales el año pasado, impulsados por las ordenes de medicación contra la gripe.

“Todo lo que mezcla dinero y salud constituye un problema de credibilidad para las decisiones que se toman”, explica el universitario Didier Tabutau, profesor del Instituto de Estudios Políticos de París.

El virus H1N1 era desconocido y desde que fue descubierto mostró una rápida diseminación. En base a las pautas determinadas para una pandemia, el comité de expertos de la OMS declaró en junio la primera pandemia del siglo XXI.

Diferentes países lanzaron entonces una serie de acciones destinadas a adquirir antivirales mientras que se ordenó a las compañías farmacéuticas que desarrollaran vacunas.

Al mismo tiempo que declaró la pandemia, la OMS precisó que era una de tipo “moderado”, aunque agitaba el espectro de la gripe española que dejó 40 millones de muertos en 1918.

El pánico cundió en el mundo: máscaras y alcohol en gel para las manos desaparecieron de las tiendas mientras que el cierre de las escuelas y la prohibición de realizar reuniones públicas se multiplicó.

En nombre de la “transparencia” y para responder a las críticas, la OMS, que niega toda interferencia de los laboratorios en sus decisiones, creó un comité independiente para evaluar cómo se trató la pandemia, cuyo resultado será conocido en esta primavera.

MÉXICO. Este país vio surgir la primera pandemia del siglo, la gripe H1N1, que en poco tiempo atravesó fronteras provocando a su paso la muerte de unas 16.900 personas. Un año después puede decirse que México sobrevivió al virus H1N1 que contagió a 72.000 personas y provocó la muerte de 1.200, muchas menos de las previstas.

El 23 de abril de 2009, cuando se declaró la alerta, no se sabía mucho del nuevo virus y los escenarios que se calcularon indicaban que tan sólo en México “podíamos tener dos millones de enfermos, con un millón de muertos en tres meses”, señaló el ministro de Salud mexicano, José Ángel Córdova.

Médicos veían atónitos que en plena primavera se multiplicaban neumonías atípicas que mataban en cuestión de días a varios pacientes por día. La alerta sanitaria vació las calles y paralizó el país. Las prevenciones agravaron la situación de la economía mexicana e hicieron caer el Producto Bruto Interno (PIB) un 10,3% en el segundo trimestre del año.

Un año después, Córdova dice que el virus H1N1 “se encuentra en un momento de control muy estable” y que los hospitales de México están “más aceitados”. Se ha vacunado a 24 millones de personas, las que tienen mayor riesgo.

Flynn: Declaración de pandemia “costó enormes cantidades de dinero y causó alarma”.

Córdova: Ante el virus nuevo “podíamos tener 2 millones de enfermos y 1 millón de muertos”.

Cifras que dejó la pandemia

La gripe H1N1 causó 16.900 muertes en todo el mundo. En México, donde se descubrió el virus, fueron 1.200 las víctimas mortales y 72.000 los infectados.

Francia invirtió 800 millones de dólares en la compra de 94 millones de dosis de vacunas, pero menos del 10% de la población se vacunó. Estados Unidos gastó 1.880 millones de dólares, Alemania 380 millones de dólares, y España 125 millones de dólares.

México sufrió importantes pérdidas económicas debido a las medidas que adoptó para impedir el contagio del virus H1N1 entre la población del país. También debido a que el turismo, tercera fuente de ingresos, registró una disminución de 11,4% de visitantes.

Edgar Hernández, de seis años, fue señalado en su momento, como primer caso de un sobreviviente del H1N1 en México. Conocido como “el niño cero”, hasta tiene una estatua en su honor en su pueblo, La Gloria.

Fuente: El País Digital

Para protegerse de estos y otros síntomas, puede CONSULTARNOS AQUÍ  o llamarnos al 099 689 649.



  • Recomendamos

  • Recarga Celular para Comercios de Uruguay

    Recarga de Celulares a través de Internet y/o...

    Adoos

    widgetadtrack1245

    Recarga Celular con Tarjeta (Exclusivo para Uruguay)

    Si te quedas sin saldo en tu celular aquí...

    Adoos

    widgetadtrack1245
  • August 2019
    M T W T F S S
    « Mar    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
  • Suplementos Nutricionales :: Mariela Viña
    iDream theme by Templates Next | Powered by WordPress