I.M.M. Nuevas medidas alimenticias generan controversia…

Prohibir sal, mayonesa y ketchup en bares, ¿es la solución?

LA MEDIDA SE TOMA POR LA ALTA HIPERTENSIÓN QUE TIENEN LOS URUGUAYOS Y ES “PRIORIDAD CENTRAL” PARA LA IMM. LUCIANA LASUS ANALIZA ESTA PROBLEMÁTICA

La Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) planea implementar un programa de medidas saludables entre las que se destaca prohibir que la mayonesa, el ketchup y la sal esté permanentemente arriba de las mesas de los comensales.

Prohibir sal, mayonesa y ketchup en bares, ¿es la solución?Según el director de Salud de la IMM, Pablo Anzalone , las medidas propuestas se toman porque en Uruguay “estamos teniendo problemas de hipertensión y de obesidad ya desde la niñez, así como problemas que luego tienen que ver con enfermedades cardíacas, cerebro-vasculares, oncológicas, etcétera, y que se relacionan con hábitos nutricionales equivocados, nocivos para la salud”. Además destacó que desde la intendencia existe una “una prioridad central” para la comuna, que como organismo regulador, debe “alertar frente al consumo de grasas, azúcares y sal en forma excesiva (…)

Eso se gesta desde múltiples aspectos, pero también desde la niñez en cuanto a la generación del hábito. Entonces, la posibilidad de estimular los productos saludables es un elemento importante”

La obesidad es epidemia desde 1997, según determina la Organización Mundial de la Salud (OMS ) y en 2013 todavía no son suficientes ni eficientes las propuestas para revertirla. La hipertensión arterial asociada a enfermedades cardiovasculares empeora la situación de salud de los uruguayos y sus efectos se potencian con las consecuencias negativas del sobrepeso. Según datos de la Encuesta de Enfermedades Crónicas no transmisibles que presentó el  MSP en 2006 :

– 85 % consume insuficiente cantidad de frutas y verduras

– 54 % de los adultos tienen sobrepeso

– 1 de cada 3 adultos es hipertenso

– 6% tiene glicemia elevada

– 3 % Colesterol elevado

La sal agregada ( cloruro de sodio)  y la contenida en caldos , cubren y sobrepasan la recomendación de 5 g diarios máximo. La recomendación de OMS es de 2000 mg por día y los uruguayos consumimos 3742 mg de sodio por persona de día.

El mayor % de sal de la dieta proviene del uso de sal discrecional, la contenida en los alimentos, y proviene un 33% de los  alimentos  procesados entre personas de  Bajo Nivel Socio Económico ( NSE) y un 55 % para alto NSE.

Los alimentos procesados que se encontraron son:

– Sal, caldos, sopas concentradas

– Panes galletas y otra repostería

– Fiambres  y embutidos

– Comidas y bebidas fuera del hogar que en alto NSE es el 14 % del sodio de la dieta

El director de Salud, también le dijo a El País que “algunos titulares de estas ideas en las que hemos estado trabajando (…) refieren por ejemplo a la prohibición de que haya saleros o condimentos como mayonesa o ketchup -que tienen alto contenido de sal- sobre las mesas de aquellos lugares en los que se consuman alimentos, de manera tal que el consumidor deba solicitarlos cuando quiera utilizarlos. Pero la idea es que desde el ámbito de la oferta no haya una política que, en los hechos, estimula el agregado de sal, porque este agregado es la principal vía de ingreso de sal al organismo a través de los alimentos”.

Otras iniciativas que se están evaluando refieren a suplantar la oferta por comida más saludable, sustituyendo paneras con salsas por opciones más livianas, frutas, frutos secos etc . Lo que denota que es importante atender este aspecto, mejorar nuestra nutrición y procurar hábitos nutricionales más saludables

¿Podría esta medida concreta ser la solución para una situación nutricional compleja, crónica, multicausal y difícil de combatir?

Probablemente sola no tenga un impacto suficiente, pero si se suma a intervenciones permanentes en la comunidad, especialmente en la escuela. Porque todos estamos de acuerdo sobre la importancia de educar en la infancia y como lo aprendido condiciona preferencias y elecciones .Y si se incluyera el tema en forma transversal a través de toda la curricula escolar ¿Y si las acciones de educación y promoción  de salud, públicas y privadas, a veces juzgadas  como meramente ¨marketineras¨  se juntaran en un único programa, obligatorio, fuerte y multidisciplinario?

¿Será utópico pensar que los esfuerzos se pueden optimizar poniendo cabeza y recursos y dirigir en marco de la educación formal a las futuras generaciones adultas para que salgan de este círculo vicioso?

Quiero creer que se podría implementar, educar, educar y educar a los más chicos, informar y motivar a los adultos, regular la oferta de alimentos en las escuelas y universidades, además de guardar los saleros y proponer otras alternativas en las mesas de los bares. Para sacar una oferta de la mesa hay que poner otra, es decir si sacamos la mayonesa propongamos otra.

Todo eso antes de prohibir arbitrariamente un alimento o bebida que por si solo no hace al total del asunto. Revindico el Ketchup que además es salsa de tomate, sin grasas…

 

Fuente: elobservador.com.uy

Be Sociable, Share!