Metabolismo y Su Función Reguladora

En biología es el intercambio del ser vivo con el entorno. Es importante al diagnosticar y tratar enfermedades.

Eduardo Casanova | Médico de UCM



Es habitual que el término metabolismo se use comprendiendo limitadamente su significado. Se habla de diferentes “enfermedades metabólicas”, como la diabetes, e incluso para la obesidad, se dice que “cada uno tiene su propio metabolismo“, pero el concepto no queda claramente definido.

La palabra deriva del griego, metabolé, que significa “transformación”, cambio, pero más propiamente implica “intercambio”. Biológicamente se refiere al intercambio del ser vivo con el entorno, en un equilibrio de ingresos y egresos que el individuo toma y vierte en el medio ambiente. Dicho equilibrio da origen al concepto de homeostasis, definida por Claude Bernard como “constancia dinámica del medio interno”, que es condición de la vida.

Metabolismo

Metabolismo

El ADN (ácido desoxirribonucleico) contiene codificada, en los genes de cada célula, la capacidad de generar proteínas (cadena de aminoácidos), que forman parte de la estructura biológica y regulan las funciones del organismo, como enzimas que canalizan las diversas reacciones químicas. El carácter enzimático de las proteínas modula las funciones de los diversos órganos y sistemas, inhibiendo o estimulando la formación de distintos productos. De este modo se regulan las funciones a nivel neurológico, cardíovascular, endócrino, etc.

Las hormonas, como por ejemplo la insulina, o la tiroxina, son moléculas más complejas que las enzimas, pero dependen de ellas para cumplir con su función específica, que en el caso de la insulina es trasladar la glucosa de la sangre al interior de la célula, y en el caso de la tiroxina, regular el uso que hace la célula de la glucosa, en forma más o menos acelerada.

Aunque los genes dictan la formación de enzimas de modo autónomo, dependen de estímulos del entorno: el Metabolismo se dirige con la información genética, pero ésta se expresa al ser estimulada. Así se entiende por ejemplo que la información contenida en oncogenes que predisponen al Cáncer de pulmón, pueda no llegar a expresarse nunca si no se aspira humo de cigarrillos. De igual modo, los genes heredados de la diabetes no se expresarán si no existen hábitos de sedentarismo y dieta hipercalóricas. Lo mismo puede decirse de genes que predisponen un envejecimiento arterial acelerado: el metabolismo patológico de lípidos y glúcidos se frenará por una dieta y ejercicio físico adecuados.

Anabolismo y catabolismo.

Se habla de “catabolismo” y “anabolismo”. El primero corresponde, para el ejemplo citado, al proceso por el que se degrada la glucosa, desprendiendo energía por rotura de uniones entre átomos. La vía anabólica está dada por la toma de esa energía para formar nuevas moléculas.

Metabolismo y patología

Tanto las enfermedades genéticas como las enfermedades metabólicas están en la base de toda patología, y en uno y otro caso, el actual desarrollo de la biología molecular incide cada vez más en mejorar su diagnóstico y tratamiento.


El País Digital

Disponemos de Suplementos Nutricionales 100% de origen natural.
Contáctenos al 099 689 649 (+598 99 689649) o CLICK AQUÍ

Be Sociable, Share!