Un programa para niños con problemas de obesidad que se lleva acabo en el Hospital Infantil de Denver (EU), permite que los pequeños y sus familias lleven una alimentación más sana, baja en calorías y de esta manera mejoren la autoestima del infante. Los médicos han descubierto que la parte emocional es uno de principales problemas a combatir.

El programa no está centrado en una dieta específica que el menor o la familia tengan que llevar, consiste en enseñar a todos a elegir los alimentos más sanos, permitiéndoles, aún después de dos años, seguir optando por comidas menos calóricas.

Zacarías, un niño que al cumplir los 10 años empezó aumentar de peso sin parar, lo que lo obligó a dejar de lado los juegos en la calle con sus amigos y caer en depresión. Los padres empezaron a preocuparse cuando notaron que su hijo había perdido todo interés en salir a jugar, hacer deporte en la escuela, entre otras cosas, y fue cuando tomaron la opción de llevar este programa en familia.

“Como muchas familias, habíamos tenido nuestros problemas en la vida; y él los había tomado como suyos, más de lo que nosotros pensamos”, señaló la madre. “Yo sabía que a veces había buscado refugio en la comida, pero no sabía que los niños también recurren a ello”, comentó la madre del menor.

La familia de Zacarías está muy agradecida con este programa, al ver los resultados que han generado no sólo en su hijo, también lo notan en ellos mismos; permitiéndoles llevar junto con él una vida sana, y de esta manera hacerlo sentir que el problema de obesidad que padece es de todos. Hoy recuperó las ganas de salir a jugar nuevamente, ha bajado 60 kilos y perdido el 6.4 % de su masa corporal de marzo a la fecha, aprendiendo también ha lidiar con sus sentimientos.

Fuente: El Mundo

—————–

Para protegerse de estos y otros síntomas, puede CONSULTARNOS AQUÍ
o llamarnos al 099 689 649 (+598 99 689 649)

Be Sociable, Share!